domingo, 26 de junio de 2016

COMPLACIDOS CON DEMASIADA FACILIDAD

“Antes bien, como está escrito: ‘Cosas que ojo no vio ni oído oyó ni han subido al corazón del hombre, son las que Dios ha preparado para los que lo aman’ 1 Corintios 2:9

En el pueblo donde vivo, ¡es uno de nuestros vecinos favoritos! Después de todo, ¿a quién no le gusta tener por vecino a un hombre que puede tomar un pincel y transformar una paleta de colores pegajosos en un impresionante panorama? Simplemente pregunta a la gente del Museo Nacional del Aire y del Espacio de la Institución Smithsonian, sito en Washington, D.C., donde el imponente lienzo del paisaje lunar, obra de Nathan Greene, adorna una de las paredes de la exposición. He tenido el privilegio de que el prodigioso arte de Nathan adorne las tapas de cuatro libros que he escrito. Y colgado junto a la puerta de mi despacho de iglesia está su conmovedora representación, titulada “Intercediendo siempre”, de Jesús postrado en oración sobre la curvatura de la Tierra.
Pero una de las obras de arte más populares de Nathan Greene es la titulada “El León y el Cordero”. Una de mis feligresas eligió ese lienzo como un regalo en recuerdo de su esposo, y ahora está colgado donde todos pueden verlo junto a un lugar de paso muy transitado en la Iglesia Pioneer Memorial. Nathan ha imaginado una escena futura del cielo, en la que el amigable Jesús está rodeado de niños, con una niñita sentada en sus brazos y apoyada en su pecho. A los pies del Salvador está echado un enorme león; ¡menudo minino! Y al lado de ese rey de la selva se encuentra un rizoso cordero negro. “No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte” (Isa. 11:9).
El cielo. Como nos recuerda nuestro texto de hoy, es simplemente imposible que nuestra mente finita y caída abarque, y menos que visualice, las glorias de ese paraíso que Dios tiene reservado para sus elegidos, sus amigos de esta tierra. Pero, aunque lleve nuestra imaginación hasta su límite más elevado, nunca debemos permitir que lleguemos a volvernos tan cínicos con los paisajes rotos y las atracciones de pacotilla de este mundo que acabemos cambiando la esperanza del cielo por la miserable inmediatez de los mismos.
C. S. Lewis se preguntó un día por qué no nos ocupamos más en la absolutamente gloriosa esperanza del cielo: “Si consideramos las promesas de recompensa, dichas con tal falta de rubor, y la naturaleza pasmosa de las recompensas prometidas en los Evangelios, parecería que nuestro Señor encuentra nuestros deseos no demasiado fuertes, sino demasiado débiles. Somos criaturas tibias, que hacen el ridículo con la bebida, el sexo y la ambición cuando se nos ofrece gozo infinito, como un niño ignorante que quiere seguir haciendo pasteles de barro junto a una choza porque no puede imaginarse qué significa el ofrecimiento de unas vacaciones junto al mar. Se nos complace con demasiada facilidad” (The Weight of Glory, p. 4). ¿No es así?

Tomado de Lecturas devocionales para Adultos 2016
EL SUEÑO DE DIOS PARA TI
Por: Dwight K. Nelson
#ElSueñoDeDiosParaTi #MeditacionesMatutinas #DevocionMatutinaParaAdultos #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian # ElAmordeloselegidos

viernes, 3 de junio de 2016

UN NIÑO COMO TÚ

Materiales: Fotos, corazón de cartulina, crayones para escribir «Jesús».

«Les aseguro que si ustedes no cambian y se vuelven como niños, no entrarán en el reino de los cielos». Mateo 18: 3
¿Sabes quién dijo las palabras del versículo de hoy? ¡Jesús! Él ama a los niños como tú. Sí, amiguito, tanto es así que él dijo que todo el que quiera entrar al cielo debe ser como tú, un niño. Te contaré cómo pasó.
Un día, los amigos de Jesús le preguntaron: «¿Quién es la persona más importante en el cielo?». Para responderles, Jesús llamó a un niño y lo colocó en el centro de todos. Luego dijo que todo el que quiera ser importante en el cielo debe ser como un niño. ¡Qué lindo! Tú eres muy importante para Jesús.

¿Conoces el canto que dice Cristo ama a niños como tú? Pues vamos a cantarlo con mucha alegría, mientras colocas el nombre de Jesús y tu foto dentro del corazón que mam i te ha preparado. Si no conoces el canto, mami te ayudará a realizar las mímicas. Te quedará muy bien.

Oración: Querido Jesús, gracias por amarme tanto siendo un niño pequeñito.

Tomado de devocionales para preescolares 2016
Pasito a pasito, Crezco y aprendo
¡Vive y crece sanamente!
Por: Kathy Hernández de Polanco
#ViveYCreceSanamente  #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaPreescolares #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian

EL GUSTO

Tu Oración: Gracias, Dios, por mi sentido del gusto. Así puedo probar la comida sabrosa que prepara mamá.

Versículo para hoy: “¿Puede comerse sin sal la comida desabrida? ¿Tiene algún sabor la clara de huevo?” Job 6:6.

El sentido del gusto se encuentra en la lengua. Este músculo está lleno de pequeños bultos llamados papilas gustativas. Cada parte de lengua tiene una función distinta para distinguir cuatro sabores básicos. Acido como el jugo de limón; salado, por los diferentes tipos de sal; amargo como la cáscara del pomelo, y dulce como el azúcar.
Los sabores dulces los sientes en la parte delantera de la lengua. Los ácidos en los laterales. La parte trasera de tu lengua puede sentir los sabores amargos, pero lo salado se puede saborear en toda la lengua. En todo esto la saliva desempeña una función muy importante, pues ayuda a mezclar la comida y sentir los sabores por toda la boca.

Un poquito de ciencia
Dibuja en tu cuerpo humano de cartón la boca y la lengua. Puedes colorearla con colores de cera para que quede muy bonita.

Tomado de Devoción matutina para niños pequeños 2016
Pequeños científicos de Dios
Por: Cesia Alvarado Zemleduch
#PequeñosCientíficosDeDios #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaInfantes #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian

LA CUENTA DEL GRAN ORGULLO

Pero Satanás se levantó contra Israel, e incitó a David a que hiciese censo de Israel. 1 Crónicas 21:1.

A primera vista, contar la población no parece ser algo malo. ¿Qué podría estar mal en llevar a cabo un censo? Sin embargo, Dios siempre ve las motivaciones; ve más allá del acto exterior, mira lo profundo del corazón. Algunas veces, hacemos las cosas correctas por las razones equivocadas.
En el caso de David, estaba motivado por el orgullo y la confianza propia, los mismos atributos de Satanás.
El Rey quería una cuenta completa de todos los hombres físicamente capaces de Israel, por su deseo de la grandeza de este mundo. Dios había honrado a Israel conduciéndolos a la victoria sobre sus enemigos, pero David y muchos otros en el reino no estaban satisfechos.
“Se preocupaban más por su posición entre las otras naciones. Este espíritu no podía menos que atraer tentaciones. Con el objeto de extender sus conquistas entre las naciones extranjeras, David decidió aumentar su ejército y requerir servicio militar de todos los que tuviesen edad apropiada” {Patriarcas y profetas, p. 809).
Muy en el fondo, David también quería que todos supieran cuánto había prosperado Israel desde que él se había convertido en rey. Si el pueblo podía comparar la debilidad del reino al comienzo de su reinado con su fortaleza actual, esto lo haría verse más grandioso.
Aunque el pueblo estaba orgulloso de su poder y prosperidad nacionales, no le gustaba oír las noticias sobre el reclutamiento. Ahora, todos los hombres jóvenes tenían que registrarse. Joab mismo estaba molesto con David por pedir tal cosa. “En tiempo de guerra el Señor puede hacer de su pueblo cien veces más de lo que en realidad es. ¿Por qué debería el rey pedir tal cosa? ¿Por qué provoca a Israel a pecar?” David no escuchó. Comúnmente, los sacerdotes llevaban a cabo el censo, pero David insistió en que la milicia obtuviera el número exacto de reclutas disponibles. Al hacer esto, estaba yendo directamente en contra de los principios de la teocracia (el gobierno de Dios). En lugar de depender de Dios, David se estaba volcando hacia su propio corazón lleno de orgullo.
Le llevó nueve meses y veinte días a Joab y a sus hombres ir por todo Israel y contar a las personas. Pero, antes de que hubiera terminado, la conciencia de David comenzó a molestarle. Dejando a un lado su orgullo, dijo a Dios: “He pecado gravemente al hacer esto; te ruego que quites la iniquidad de tu siervo, porque he hecho muy locamente” (1 Crónicas 21:8). Sin embargo, el daño ya estaba hecho.

Tomado de devoción matutina para menores 2016
¡GENIAL! Dios tiene un plan para ti
Por: Jan S. Doward
#GenialDiosTieneUnPlanParaTi #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaMenores #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian

VIAJE A LA MISIÓN DOMINICANA

Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios (Marcos 10:14).

Era el primer viaje misionero de Sara con los Conquistadores, y ella estaba emocionada. Su Club volaba a la República Dominicana, para pasar una semana ayudando en un orfanato.
Los conquistadores se ubicaron en sus habitaciones en el orfanato y conocieron a algunos de los niños. A pesar de que no hablaban el mismo idioma, los niños sonrieron con los regalos que el club de Sara habían llevado: cepillos de dientes, pasta de dientes, lápices y jabón. Se abrazaron, y luego comenzaron un improvisado juego de la mancha.
El sábado, Sara fue con los otros conquistadores a la Escuela Sabática del orfanato. Pero, del otro lado del campo podía ver una pequeña iglesia adventista. Deslizándose de su asiento, Sara salió, cruzó el campo y abrió la puerta de la iglesia.
-¡Bienvenida! -dijo en español una sonriente mujer. Al principio Sara no entendía, pero entonces la mujer le indicó que entrara.
Ella no quería causar un alboroto, así que se sentó a escuchar en el salón de las madres. No pasó mucho tiempo antes de que una pequeña niña entrara. Sara sacó lápiz y papel, y comenzó a dibujar. Después, decía en inglés el nombre de lo que había dibujado y preguntaba a la niña por el nombre en español. Al poco tiempo, había cinco o seis pares de ojos marrones observándola dibujar. Sara tenía unos lápices más, y dio uno a cada niño. Los ojos de los niños brillaban de felicidad.
Sara comprendió que compartir con los demás trae la felicidad, y es también una manera de mostrar el amor de Dios.

¿Y AHORA?
Menciona tres maneras de compartir el amor de Dios con los demás hoy. ¿Cómo puedes ser parte de una experiencia misioñera aun desde tu hogar?

SPLASH:
En la República Dominicana, el papel moneda está impreso en billetes de un peso. La mayoría de los supermercados colocan los precios de sus bienes en pesos enteros, o bien redondean la factura en la caja registradora.

Tomado de Matinal para Adolescentes 2016
“Intensamente, Ejercita tu Cerebro”
Compilado por Penny Estes Wheeler
#IntensamenteEjercitaTuCerebro #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaAdolescentes #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian

UNA LUZ EN LA OSCURIDAD

Solo los que caminan en la noche pueden ver las estrellas. Fulton J. Sheen

Tras varias hospitalizaciones en centros psiquiátricos por causa de la esquizofrenia que padecía, el matemático John Nash pudo aprender a vivir en tan oscuro pozo, y realizar grandes aportes al mundo de la economía que le hicieron merecedor del Premio Nobel en 1994- Después de haber sido detenido por predicar el evangelio sin licencia, John Bunyan fue encarcelado y, desde su celda, escribió El progreso del peregrino, uno de los libros más leídos en lengua inglesa y que condujo a muchas almas a Dios durante el terrible oscurantismo religioso de la Edad Media. Ya siendo sordo, Beethoven remontó su terrible oscuridad personal (precisamente aquella que más temía le llegara a suceder) y llegó a componer algunas de sus mejores obras, como la Novena sinfonía.
Exiliado en la isla de Patmos por predicar a Cristo (Apoc. 1:9), el apóstol Juan escribió el Apocalipsis, una brújula certera para los cristianos que vivimos en los tiempos del fin… No cabe duda de que, de la adversidad, pueden surgir cosas extraordinarias, como una fe inquebrantable, la fortaleza necesaria para crear algo valioso, o el descubrimiento del pro pósito en la vida… De hecho, alguna gente nunca comienza a brillar con luz propia hasta que se ve en el fondo del pozo.
¡Quién desea padecer una enfermedad mental, o perder la libertad, o tener un impedimento físico, o atravesar la dificultad por la que tú estás pasando hoy! Nadie quiere vivir una tragedia que abra la puerta a la oscuridad, pero la verdadera tragedia no radica tanto en la oscuridad que se está viviendo como en no darse cuenta de que esa es una oportunidad para escarbar en el alma hasta encontrar algo de luz. Sin la fe, el dolor puede destruir el alma; pero visto a través de la cruz, puede revelamos el plan de Dios para nuestras vidas.
Querida amiga, Jesús llevó tu dolor por ti, contigo y como tú. No hay nada sobre el dolor y la oscuridad que le sea ajeno. Llévale esa gran carga para que, de tu oscuridad, pueda mostrarte algo de luz. Porque “la oscuridad cubre la tierra, la noche envuelve a las naciones, pero el Señor brillará sobre ti y sobre ti aparecerá su Gloria” (Isa. 60:2). “Brilla una luz en la oscuridad para los hombres honrados, para el que es compasivo, clemente y justo” (Sal. 112:4).

“Tú Señor me das luz; tú Dios mio, alumbras mi oscuridad” (Sal. 18:28).

Tomado de Lecturas Devocionales para Damas 2016
ANTE TODO, CRISTIANA
Por: Mónica Díaz
#AnteTodoCristiana #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaMujeres #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian

EL GRANO Y LA PAJA

“No se angustien ustedes. […] Voy a prepararles un lugar. Y después de irme y de prepararles un lugar, vendré otra vez para llevarlos conmigo, para que ustedes estén en el mismo lugar en donde yo voy a estar”. Juan 14:1-3, NVI

Philip Gulley, en su delicioso libro Front Porch Tales, recuerda un día en que él, sus cuatro hermanos y sus padres estaban de vacaciones y pararon para comer en un restaurante de carretera de la cadena Stuckey’s. Cuando la familia volvió a apretujarse en su vehículo y reemprendió la marcha, el joven Philip estaba en el baño. Después de haber recorrido treinta y dos kilómetros por la carretera, ¡alguien contó las cabezas y descubrió la omisión! Según lo describe Gulley, hizo falta “una votación sobre la marcha para volver por mí. Casi hubo empate, pero en el último minuto mamá cambió de opinión” (pp. 68,69).
Aunque eso no llega a ser descartar el grano con la paja, es, no obstante, un aviso de que hay cosas (o personas) que nunca debemos dejar olvidadas. Dado el fenomenal éxito en ventas hace unos años de la colección de novelas evangélicas titulada Dejados atrás -una representación novelada del rapto secreto de Cristo y los siete años subsiguientes de horrenda tribulación en la tierra-, el regreso de Jesús se encuentra, de forma muy obvia, en la mente de al menos los cristianos de los Estados Unidos. Para mí, personalmente, ello es motivo de gratitud. Y aunque es evidente que las novelas de Dejados atrás dejaron atrás algunas verdades vitales de las Escrituras, no debemos, no obstante, descartar el grano (Jesús) con la paja. En nuestro entusiasmo por defender la verdad y corregir los errores sobre la segunda y pronta venida de Cristo, no debemos olvidar afirmar y celebrar la buena nueva que está en el centro de todo ello: ¡el regreso de Jesús!
Después de todo, la promesa más amada de las Sagradas Escrituras (junto con Juan 3:16) se encuentra en las palabras de Jesús en el aposento alto que son nuestro texto de hoy. “No se turbe vuestro corazón. […] Volveré”.
¡Y fíjate en lo que significa esa promesa! “Por largo tiempo hemos esperado el retorno del Señor. Pero la promesa es, de todos modos, segura. Pronto estaremos en nuestro hogar prometido. Allí Jesús nos pastoreará junto al río de la vida que sale del trono de Dios y nos explicará las tenebrosas providencias a través de las cuales nos condujo para perfeccionar nuestros caracteres. Allí contemplaremos con clara visión las bellezas del Edén restaurado” [Testimonios para la iglesia, t. 8, p. 265).

Tomado de Lecturas devocionales para Adultos 2016
EL SUEÑO DE DIOS PARA TI
Por: Dwight K. Nelson
#ElSueñoDeDiosParaTi #MeditacionesMatutinas #DevocionMatutinaParaAdultos #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian #Laesperanzadeloselegidos

jueves, 2 de junio de 2016

LAS DOS MONEDAS

«Todos dan de lo que les sobra, pero ella, en su pobreza, ha dado todo lo que tenía». Marcos 12: 44

¿Qué es lo que más te gusta hacer cuando vas a la iglesia? ¡Muy bien! A mí me gusta todo, pero una de mis partes favoritas es dar mi ofrenda. Si crees que no tienes nada que dar déjame contarte una historia.
En la Biblia se cuenta que Jesús estaba en la iglesia, y miraba a la gente echar sus ofrendas. En ese momento llegó una mujer muy pobre y depositó dos moneditas en el cofre de las ofrendas. ¿Crees que es poco? Pues Jesús, que estaba mirándola, se sintió muy feliz y complacido, así que dijo a sus amigos que esa señora había dado más que todas las personas, no por la cantidad, sino porque lo hizo con amor. Además, la señora era pobre, dio todo lo que tenía. ¡Eso sí es amor!
¿Te gustaría actuar como la señora de la historia? Pues junto a tus padres, decora un sobre a tu gusto y colócalo donde puedas verlo. Allí pondrás tu ofrenda para Jesús y luego la llevarás a tu iglesia. No importa si es mucho o poco, recuerda hacerlo con amor.

Oración: Papito Dios, ayúdame a dar con alegría para ti.

Tomado de devocionales para preescolares 2016
Pasito a pasito, Crezco y aprendo
¡Vive y crece sanamente!
Por: Kathy Hernández de Polanco
#ViveYCreceSanamente  #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaPreescolares #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian