domingo, 22 de mayo de 2016

¿ADORAREMOS A STEVE JOBS?

“Mis queridos hermanos, huyan de la idolatría” (1 Corintios 10:14).

¿Quién no ha oído hablar de Steve Jobs? Su nombre ha quedado grabado en la mente de todos, y si por alguna razón no sabemos quién fue, sí sabemos qué hizo: iPod, iPhone, iPad… Su talento y creatividad marcaron una nueva etapa en la informática, la música, la telefonía, el cine animado, las tabletas y la edición digital. Tan grande ha sido el impacto de Jobs en la tecnología, que hasta se debate en distintos círculos si el hombre fue un santo. Incluso pululan en Internet caricaturas en las que Jobs aparece enseñando a San Pedro a usar el iPad.
Tratando de encontrar la respuesta a ese fenómeno “religioso”, CNN entrevistó a cuatro especialistas en religión y en tecnología, para que dieran su parecer en cuanto a si el genio de Sillicon Valley estaba cerca de ser entronizado en un altar.
Uno de los entrevistados fue Gary M. Laderman, director del Departamento de Religión de Emory University. Según este teólogo, la veneración de la cual estaba siendo objeto Jobs a pocos días de su muerte era “religiosa hasta la médula”, y que aquello era resultado de “una cultura religiosa que crecerá en importancia e influencia en los próximos años: la adoración a los famosos”.
¿Será posible que nosotros hayamos cambiado las estatuas y los cuadros para adorar a dioses de carne y hueso, a gente como Steve Jobs? Aunque para la mente moderna la palabra “idolatría” es vetusta y anacrónica, lo que David Clarkson, un predicador inglés del siglo XVII, dijo respecto a ella sigue teniendo vigencia en el siglo XXI: “Aunque pocos lo acepten así, no hay nada que sea más corriente” que la idolatría. Quizás tú y yo no hemos llegado al punto de creer que debemos adorar al señor Jobs; pero ten en cuenta que todo aquello que sea más importante que Jesús en nuestra vida es un ídolo para nosotros.
Si has caído en la adoración de las cosas terrenales, fíjate en estas palabras del apóstol Pablo: “Busquen las cosas del cielo, donde Cristo está sentado a la derecha de Dios. Piensen en las cosas del cielo, no en las de la tierra” (Colosenses 3:1, 2). No caigas en los lazos de la idolatría contemporánea. No dejes de fijar tus ojos en Cristo.

Tomado de Lecturas devocionales para Jóvenes 2016
“VISITA MI MURO, 366 MENSAJES QUE INSPIRAN”
Por: J. Vladimir Polanco
#VisitaMiMuro #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaJovenes #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian #FijatusOjosenCristo #BuscalasCosasdelCielo

EL PROVERBIO DE CONFUCIO

“Ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre siendo rico, para que vosotros con su pobreza fuerais enriquecidos” 2 Corintios 8:9

En cierta ocasión, Confucio, antiguo sabio chino, enseñó: “Si dedicas tu vida a buscar venganza, cava primero dos tumbas”. Es verdad, ¿no? Cuando me niego a perdonar a quien me ha ofendido y, en vez de ello, gasto mi energía y mi vida en buscar desquitarme, acabo destruyéndome también a mí, ¿no crees?
En su libro El girasol, Simón Wiesenthal no solo relata la oscura historia de su decisión de juventud de no aceptar la súplica de perdón de un soldado nazi moribundo (como señalamos el 19 de mayo); también incluye las respuestas de 53 personas distinguidas, hombres y mujeres, a su pregunta: “¿Qué habría hecho usted?” Uno de aquellos encuestados fue Harold Kushner, autor de supervenías y rabino, que, en su ensayo, cuenta la historia de una mujer de su congregación: “Encabeza una familia monoparental; está divorciada y trabaja para sostenerse a sí misma y a sus tres hijos pequeños. Me dice: ‘Desde que mi esposo nos abandonó, cada mes es una lucha pagar nuestras facturas. Tengo que decir a mis hijos que no tenemos dinero alguno para ir al cine mientras él vive con su nueva esposa en otro Estado. ¿Cómo puede usted decirme que lo perdone?’ Yo le contesto: ‘No te pido que lo perdones porque lo que hizo fuera aceptable. No lo fue; fue malo y egoísta. Te pido que lo perdones porque no merece el poder de vivir en tu cabeza convirtiéndote en una mujer amargada y furiosa. Me gustaría verlo salir de tu vida emocionalmente tan completamente como está fuera de ella físicamente, pero tú sigues aferrándote a él. No le haces daño a él aferrándote a ese resentimiento, sino que te haces daño a ti misma’ ” (pp. 185, 186).
Puede que seas una de las personas que han sido gravemente heridas a manos de otra. El dolor que has sufrido es tan agudo, tan profundo, tan cercano a la superficie, que ahora palpita casi todos los días a la hora de despertarte. Algo en lo más hondo de ti clama por venganza. Y, por ello, te niegas a perdonar una herida tan dolorosa y a quien la asestó con tanta maldad. Sin embargo, al final, ¿merece la pena?
El rabí y el sabio tienen razón. Nos destruimos a nosotros mismos cuando nos negamos a perdonar.
El Hombre en medio de la cruz no solo nos perdonó a nosotros en su oración; también perdonó a los que han perpetrado algo contra nosotros. Entonces, quizá la mayor sanación de Jesús se producirá cuando aprendamos no solo a orar por nuestro propio perdón, sino a orar por el perdón de nuestros enemigos.

Tomado de Lecturas devocionales para Adultos 2016
EL SUEÑO DE DIOS PARA TI
Por: Dwight K. Nelson
#ElSueñoDeDiosParaTi #MeditacionesMatutinas #DevocionMatutinaParaAdultos #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian # ElAmordeloselegidos

sábado, 21 de mayo de 2016

HACERLO BIEN

«Los constructores […] prepararon la madera y labraron las piedras para la construcción del templo». 1 Reyes 5: 18

Hoy vamos a hacer algo interesante. Vamos a pensar en personas que tienen diferentes profesiones, o sea, que hacen diferentes tipos de trabajos. En la línea, con la ayuda de mami. coloca cómo estas personas nos ayudan.
Los médicos nos ayudan cuando estamos ______________
Los constructores nos ayudan porque ______________
Los bomberos nos ayudan porque ______________
Los veterinarios ayudan a los ______________
Muy bien! Las personas que hacen un trabajo u oficio lo hacen bien porque aprendieron a hacerlo.
También existe algo que Jesús pone en cada uno, llamado capacidad o talento. Por ejemplo, mira tu ropa. Una persona tomó tela y con mucho talento, hizo que fuera tan bonita. También mira esta casa, muchas personas trabajaron para que estuviera lista para que vivieras en ella.
¿Sabes cuál es la profesión o trabajo que realiza papi o mami? Es un oficio muy importante. Y tú, ¿qué quieres hacer cuando seas grande como ellos? ¡Muy bien! Jesús te ayudará poniendo en ti el talento para hacerlo bien. Manos a la obra.

Oración: Jesús, gracias por las personas que realizan trabajos. Gracias por el trabajo de papi y mami. Amén.

Tomado de devocionales para preescolares 2016
Pasito a pasito, Crezco y aprendo
¡Vive y crece sanamente!
Por: Kathy Hernández de Polanco
#ViveYCreceSanamente  #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaPreescolares #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian

MEMORIA EN ACCIÓN

Tu Oración: Gracias, Dios, por todos los animales terrestres que creaste.

Versículo para hoy: “Dios hizo los animales domésticos, los animales salvajes, y todos los reptiles, según su especie”. Génesis 1:25.

En el mundo hay muchísimos animales. El sexto día de la creación estuvo lleno de alegría. Se escuchaban ladridos, aullidos, cantos, leones y ovejas corriendo, peces saltando, leones marinos reposando sobre una roca. Todo estaba lleno de animales creados por nuestro Dios.

Un poquito de ciencia
Hoy vas a hacer otro “memorama”, pero ahora de animales. Vas a necesitar hojas blancas de papel grueso (puede ser cartulina), lápices de colores y tijeras de punta redonda.
Pide a tu papá que trace 20 cuadros del mismo tamaño en el papel. Recórtalos con cuidado. Dibuja diez animales en diez tapetas, cuida que ninguno se repita. Después vuelve a dibujar esos mismos animales en los otros diez cuadros. Luego juega con tu familia a buscar las parejas de los animales.
Dibuja en tu libreta de observaciones cuál animal te gustó más, de todos los que has aprendido que Dios creó en el sexto día de su labor.

Tomado de Devoción matutina para niños pequeños 2016
Pequeños científicos de Dios
Por: Cesia Alvarado Zemleduch
#PequeñosCientíficosDeDios #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaInfantes #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian

AGOTANDO A DAVID

En ti, oh Jehová, me he refugiado; no sea yo avergonzado jamás. Salmo 71:1

Una vez más, Saúl estaba a la caza de David. La última ocasión en que los dos se habían encontrado fue en una cueva. Esta vez, fue alrededor de una fogata. Saúl y su general del ejército, Abner, estaban durmiendo cuando David los descubrió.
“¿Quién descenderá conmigo a su campamento?”, preguntó David.
Abísai levantó su mano como voluntario. “Yo descenderé”.
Los dos hombres se arrastraron por el lado oscuro de la colina justo en el campamento de Saúl. Abisai sintió que el Señor había entregado a Saúl en la mano de David. Levantando su lanza, estaba por matar al Rey.
“Déjame clavarlo de un golpe en la tierra”, susurró.
“ÍNo!” David susurró tan fuerte como pudo. “Guárdeme Jehová de extender mi mano contra el ungido de Jehová. Pero toma ahora la lanza que está a su cabecera, y la vasija de agua, y vámonos” (i Samuel 26:11).
Cuando David y Abisai estaban a una distancia segura en la cima de la colina, llamaron al campamento de Saúl a fuerte voz. Todos se despertaron y frotaron sus ojos. ¿Qué estaba pasando?
David gritó a Abner: “¿Eres tú un hombre realmente valiente? ¿No se supone que eres el guardaespaldas del Rey, que lo protege?”
Luego, le recordó al soldado que como jefe del ejército se había dormido en su guardia. Mostrando la lanza de Saúl y la vasija de agua, les recordó a todos los que estaban escuchando su voz que podría haber matado a Saúl si lo hubiese elegido. Abner estaba terriblemente molesto con esto, pero era la verdad.
Saúl fue conmovido profundamente y reconoció que estaba equivocado. “He pecado; vuélvete, hijo mío David, que ningún mal te haré más… He aquí yo he hecho neciamente” (vers. 2l).
Pero David había oído esto antes y no se iba a colocar a sí mismo al alcance de Saúl.
“Aquí está tu lanza y el agua”, volvió a llqmar. “Envía a uno de tus hombres para que los busquen”.
La constante amenaza de muerte estaba agotando a David. Es fácil sacar nuestros ojos de Dios cuando nos sentimos débiles y cansados, pero este es el mejor momento para aferrarnos a él. Dile a Dios que te sientes abrumado por cualquier cosa que te esté agotando y que quieres que te ayude a confiar en él completamente.

Tomado de devoción matutina para menores 2016
¡GENIAL! Dios tiene un plan para ti
Por: Jan S. Doward
#GenialDiosTieneUnPlanParaTi #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaMenores #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian

NO MÁS TATUAJES

He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida (Isaías 49:16).

Los tatuajes están apareciendo por todos lados. Varones, mujeres, jóvenes y adultos, parece que todos están aceptando la idea de ponerse marcas permanentes en sus cuerpos.
Desde que tenía ocho años, Joel ya tenía tatuajes. Pero estos no eran tatuajes comunes y corrientes. Al igual que muchos niños de la ciudad, Joel tenía tatuajes que mostraban su pertenencia a una pandilla. Mientras Joel crecía en la pandilla, sus tatuajes eran signos de pertenencia. Pero en el mundo, fuera de la pandilla, la gente lo miraba con recelo.
Cuando Joel creció, descubrió que le resultaba difícil conseguir un trabajo. Al ver sus tatuajes, la gente inmediatamente pensaba que era miembro de una pandilla, y un alborotador. Así, Joel decidió que quería un nuevo comienzo en la vida; sin tatuajes.
Fue entonces cuando se encontró con “Luz Ágape” para que le quitaran los tatuajes; un ministerio de la iglesia que se dedica a eliminar tatuajes de manera gratuita. Mucha gente, al igual que Joel, quería borrar las huellas de su pasado. Un médico adventista del séptimo día comenzó con este ministerio para ayudarlos.
Un tatuaje que se ve bien hoy podría ser mucho menos atractivo dentro de unos años. Pero, hay un símbolo de pertenencia con el que siempre podemos contar. La Biblia nos dice que estamos grabados en las palmas de las manos de Dios. Es como si Dios tuviese un tatuaje; ¡uno que constantemente le recuerda lo mucho que se preocupa por sus hijos!

¿Y AHORA?
El hacerse un tatuaje no es la mejor manera de mostrar tus creencias y a quién perteneces. ¿De qué otras maneras positivas puedes mostrar a otros que perteneces a Jesús?

SPLASH:
La palabra TATUAJE viene de la palabra tahitiana TATU, que significa marcar algo. Las mujeres en Borneo utilizaban los tatuajes en su antebrazo como símbolos para demostrar que tenían una habilidad especial, como por ejemplo, ser buenas tejedoras.

Tomado de Matinal para Adolescentes 2016
“Intensamente, Ejercita tu Cerebro”
Compilado por Penny Estes Wheeler
#IntensamenteEjercitaTuCerebro #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaAdolescentes #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian

¿DÓNDE TE COLOCAS TÚ?

Si ustedes fueran del mundo, la gente del mundo los amaría, como ama a los suyos. Jesús

Cuenta el prestiqioso y original escritor norteamericano Rohert Fulghum que en una ocasión se quedó a cargo de ochenta niños de entre siete y diez años mientras los padres asistían a unas reuniones. Así que decidió ponerlos a jugar, y dio la siguiente instrucción: “Cada uno debe decidir si es un gigante, un enano o un mago. Y colocarse en el grupo correspondiente”. Entonces, alguien comenzó a tirarle de los pantalones; era un pequeña que, mirando hacia arriba, le preguntó muy preocupada: “¿Y dónde nos colocamos las sirenas?” Silencio. Más silencio.
“¿Que dónde se colocan las sirenas?”, preguntó Fulghum. “Sí. Es que… yo soy una sirena”, insistió la niña. “Las sirenas no existen”, afirmó Fulghum. “Claro que sí, yo soy una sirena”, repitió ella con firmeza. No quería abandonar el juego como una perdedora, pero tampoco ser encajada en una categoría con la que no se sentfa identificada. En un momento je brillantez, Fulghum añadió: “Las sirenas se colocan aquí, junto al rey del mar”. La tomó de la mano y la llevó a su lado el resto de la velada.*
¿Dónde encajamos los que somos diferentes? ¿Dónde encajas tú, mujer cristiana, con todo lo que eso significa en este mundo tan alejado de los valores del evangelio? ¿Con quién te identificas? ¿Con alguna de las categorías ya establecidas? Todas estamos en el juego de la sociedad, y las reglas que la marcan parecen exigimos que nos identifiquemos con algún grupo. No hacerlo puede llevar a la gente a creer que somos perdedoras, o carentes de interés, pero requiere firmeza enfrentarse a los estándares del mundo y decirle a la cara: “Yo soy cristiana, y no participaré de principios ajenos al evangelio. Yo me quedo con el Rey de reyes”. ¡Qué discurso tan antipopular! Y esa es precisamente la cuestión: que no somos del mundo, por eso es difícil que nos ame como suyos (Juan 15:19) y que nosotras lo amemos como nuestro.
Hemos de tener clara nuestra identidad y defenderla, aunque implique impopularidad, desaprobación, o no alcanzar el éxito según los parámetros de la mayoría. Otro éxito ha de ser el nuestro: permanecer firmes hasta el fin, para alcanzar la salvación.

“El que siga firme hasta el fin, se salvará” (Mat. 24.13).

Roben Fulghum, All I really need to know I Lamed in Kindergarten [Todo lo que realmente necesito saber lo aprendí en preescolar] (Nueva York: Ivy Books, 1986), pp. 81-83.

Tomado de Lecturas Devocionales para Damas 2016
ANTE TODO, CRISTIANA
Por: Mónica Díaz
#AnteTodoCristiana #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaMujeres #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian

MAESTROS INCRÉDULOS

“Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, desciende del Padre de tas luces” (Santiago 1:17, LBLA).

Una de mis declaraciones favoritas de Elena de White es la siguiente: “Como la luna y los planetas del sistema solar brillan por la luz reflejada del sol, así, hasta donde su enseñanza es verdadera, los grandes pensadores del mundo reflejan los rayos del Sol de justicia” (El Deseado de todas las gentes, cap. 51, p. 439).
Es una afirmación sumamente impactante. El hecho de que alguien no comparta tu fe, o de que sus costumbres entren en contradicción con tus creencias, no es una razón válida para rechazar lo que esa persona diga; porque si hay algo de verdad en sus palabras, no es resultado de su sabiduría, sino de que está reflejando la sabiduría que procede del “Padre de las luces” (Santiago 1:17, RV95). Al escuchar o leer lo que ha dicho una persona que no profesa tus ideales, en lugar de levantar un muro de prejuicios lleva a la práctica el consejo de Pablo: “Sométanlo todo a prueba y retengan lo bueno” (1 Tesalonicenses 5:21).
Veamos un ejemplo paulino. Mientras se hallaba en el Areópago, en el mismo lugar donde Sócrates había sido acusado por Melito, Pablo dijo lo siguiente: “Porque en Dios vivimos, nos movemos y existimos; como también algunos de los poetas de ustedes dijeron: ‘Somos descendientes de Dios’ ” (Hechos 17:28). Las dos declaraciones que hace el apóstol provienen de poetas paganos. ¿San Pablo citando a escritores idólatras y paganos? Así es. La primera parte del pasaje: “Porque en Dios vivimos, nos movemos y existimos”, es la cuarta línea de un poema atribuido a Epi- ménides de Creta, un poeta que vivió seiscientos años antes que Pablo. De hecho, Pablo vuelve a citar al mismo poeta, aunque un poema diferente, en Tito 1:12. La segunda parte: “Somos descendientes de Dios” es la quinta línea de un poema escrito por Arato (315-240 a.C.), un coterráneo de Pablo.
¿Por qué Pablo citó las palabras de estos incrédulos? Porque sus afirmaciones eran correctas; por tanto, ellos estaban reflejando la luz verdadera, esa que alumbra a todos los seres humanos. Aprovecha cada instante de este día para que la luz de Dios ilumine tu sendero, independientemente de quién sea el instrumento que la irradie.

Tomado de Lecturas devocionales para Jóvenes 2016
“VISITA MI MURO, 366 MENSAJES QUE INSPIRAN”
Por: J. Vladimir Polanco
#VisitaMiMuro #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaJovenes #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian #SabiduríaDivina #DiosesmiLuz