martes, 24 de mayo de 2016

AGUA PARA JESÚS

Materiales: Frasco de agua.

«Y cualquiera que le da siquiera un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños por ser seguidor mío, les aseguro que tendrá su premio». Mateo 10: 42

¡Qué limpia se ve esta agua! Podemos usarla para calmar la sed, regar las plantas o preparar ricos alimentos. Sin ella no podemos vivir, por eso debemos cuidarla.
Jesús estuvo en el desierto, allí no hay agua, así que anduvo cansado y sediento. Sí, amiguito, el Dios que creó los mares y los ríos tuvo sed. ¿Sabes cómo se ven las personas cuando están sedientas?
Imítalas a ver. ¡Muy bien!
Una mujer fue a buscar agua cerca de donde Jesús estaba sentado y él le pidió agua. ¿Alguien te ha pedido agua alguna vez? El versículo de hoy dice que si les das agua a aquellos que la necesitan, Dios te dará una recompensa.
La próxima vez que veas a alguna persona que necesite agua, díselo a mami, y con su ayuda regálale a esa persona un vaso de agua. También puedes echarles agua a las plantas o los animalitos cuando sea necesario.
Oración: Padre querido, ayúdame a compartir el agua.

Tomado de devocionales para preescolares 2016
Pasito a pasito, Crezco y aprendo
¡Vive y crece sanamente!
Por: Kathy Hernández de Polanco
#ViveYCreceSanamente  #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaPreescolares #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian

TU MAMÁ

Tu Oración: Querido Dios, gracias porque en el sexto día de la creación creaste a Adán y a Eva.

Versículo para hoy: “De la costilla que le había quitado al hombre, Dios el Señor hizo una mujer y se la presentó”. Génesis 2:22.

Al terminar de ponerles nombre a todos los animales, Adán se dio cuenta que todos tenían una pareja, pero él no. Se sintió solo y probablemente le dijo a Dios: “Todos los animales tienen parejas, pero yo no veo a alguien que se parezca a mí, ni hable como yo”.
Entonces Dios lo puso a dormir. Le sacó una costilla de su costado. Ahí te pica tu mamá para hacerte cosquillas. Pues bien, Dios de la costilla creó a Eva. ¡Es asombroso su poder, para ser capaz de algo tan maravilloso!
Cuando Adán despertó y vio a Eva se puso muy feliz. Junto a Dios, ambos alabaron y agradecieron la hermosa creación. Casi terminaba el sexto día de la creación. Allí estaban papá y mamá.
Un poquito de ciencia
¿De qué color crees que hayan sido los ojos y el cabello de Eva? Dibuja su rostro con tus lápices de colores en tu libreta de observaciones. ¡Ella era muy hermosa!

Tomado de Devoción matutina para niños pequeños 2016
Pequeños científicos de Dios
Por: Cesia Alvarado Zemleduch
#PequeñosCientíficosDeDios #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaInfantes #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian

EL VALOR VIENE POR LA MEMORIA

Mas David se fortaleció en Jehová su Dios. 1 Samuel 30:6.

David se encontraba a sí mismo en un verdadero caos. Olvidándose temporariamente del poder protector de Dios, había huido a los filisteos para escapar de Saúl. Ahora, los filisteos estaban marchando para pelear contra Israel, iy David y sus hombres estaban marchando con ellos!
“¿Qué están haciendo estos hebreos aquí?”, le preguntaron los príncipes al rey Aquis. Le recordaron a su Rey que este era el mismo David que había matado a Goliat y a tantos miles de filisteos. Sería altamente peligroso que se les volviera en contra en medio de la batalla. Así que, persuadieron a Aquis para que enviara a David de regreso. De esta manera, fue liberado de la trampa.
Después de tres días, David y sus hombres llegaron de regreso a Siclag, donde habían dejado a sus familias desguarnecidas. Pero iqué espectáculo los saludó! La ciudad había sido invadida por los bandidos amalecitas, que la habían incendiado y tomado a todas las mujeres y los niños como esclavos. Los hombres se sentaron y lloraron. Sin embargo, pronto sus lágrimas ardieron de enojo. ¿Por qué su líder David decidió dejar Siclag expuesta mientras marchaban con los filisteos? Cuanto más pensaban en esto tanto más se enojaban, hasta que estuvieron dispuestos a apedrearlo.
David había escapado de un problema pequeño únicamente para enfrentarse con uno más grande que el anterior. ¿Qué hacer? David hizo lo mejor posible en tal situación. Se “fortaleció en el Señor, su Dios”. Esto es, repasó todo lo que Dios había hecho por él en el pasado.
Entonces, David llamó a Abiatar, el sacerdote, para preguntar a Dios si debía perseguir a los ladrones. Pronto vino la respuesta: “Síguelos, porque ciertamente los alcanzarás, y de cierto librarás a los cautivos” (l Samuel 30:8).
Doscientos hombres de David estaban exhaustos y no pudieron continuar, pero los cuatrocientos restantes, con David a la cabeza, siguieron adelante. En el camino, encontraron a un muchacho egipcio esclavo que había sido abandonado por los crueles amalecitas, para morir. David le prometió protección si le decía dónde estaban los invasores.
Los bandidos del desierto se habían detenido para tener una fiesta de celebración. David y sus guerreros se abalanzaron sobre ellos en un sorpresivo ataque, y rescataron a sus familias y recuperaron todos sus bienes.
Obtuvieron la victoria por la disposición de David de recordar cómo había sido Dios con él antes.

Tomado de devoción matutina para menores 2016
¡GENIAL! Dios tiene un plan para ti
Por: Jan S. Doward
#GenialDiosTieneUnPlanParaTi #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaMenores #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian

NO PUEDES CANTAR ¿EN SERIO?

Me alegraré y me regocijaré en ti; cantaré a tu nombre, oh Altísimo (Salmo 9:2).

George Huff era solo un infante cuando se dio cuenta de que podía cantar una canción, nota por nota, de una tonada popular que sonaba en la radio. Corriendo hacia la cocina, el pequeño George anunció a su madre:
-¡Puedo cantar!
-Cállate, chico -interrumpió su madre-. Tú no puedes cantar. ¡Fuera de la cocina!
Pero George sí podía cantar, y pronto todo el mundo se dio cuenta de ello. Creciendo en la pobreza, en un proyecto de vivienda pública de Nueva Orleans, casi cada fin de semana a George lo invitaban para cantar en iglesias de diferentes confesiones religiosas. Él se describió a sí mismo como un ratón de biblioteca en la escuela secundaria, que venía de un hogar demasiado pobre como para comprar ropa de moda; pero su voz le dio la oportunidad de soñar con algo mejor. George fue a la universidad con una beca de música.
George quería hacer carrera en la música, pero para el final de su tercer año el dinero de la beca se agotó. Tuvo que dejar la escuela y aceptar un trabajo de lavador de platos en la cafetería de la universidad. Justo cuando parecía que sus sueños habían llegado a un callejón sin salida, George tuvo la oportunidad de participar de una audición para el programa de televisión American Idol. Allí, se convirtió en uno de los cinco finalistas.
Después de la experiencia de American Idol, a George le Ofrecieron varios contratos discográficos. Eligió uno con Word Records y comenzó a grabar música cristiana, usando sus talentos para compartir con otras personas el mensaje del amor de Dios.

¿Y AHORA?
¿Cuáles son tus sueños para el futuro? Piensa en tus objetivos, y si puedes usarlos para glorificar a Dios. Luego, pide su bendición para ayudarte a cumplir esos sueños.

SPLASH:
Cada año, se venden cerca de 2,4 mil millones de CD. La mitad de ellos son CD grabados; la otra mitad, en blanco.

Tomado de Matinal para Adolescentes 2016
“Intensamente, Ejercita tu Cerebro”
Compilado por Penny Estes Wheeler
#IntensamenteEjercitaTuCerebro #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaAdolescentes #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian

TU PEQUEÑO GRAN AYUDANTE

El principio de la cooperación es valiosísimo. Elena de White

Una madre de dos pequeños de cinco y dos años les pidió que ayudaran a su papá a lavar el automóvil. En plena actividad, el mayorcito mojó al más pequeño con la manguera, y el menor gritó: “¡No me riegues, que no soy una flor!” Qué ocurrencia. .. La frase dio lugar a un juego de agua y risas.
Lo cierto es que cuando los niños nos ayudan a hacer algo, normalmente lo que sucede es que o se avanza más despacio por su presencia, o ellos terminan enredados en algún tipo de diversión, como corresponde a su edad. Aparentemente se crean mayor confusión y retraso de lo que estamos dispuestas a aceptar como adultas, pero déjame decirte, querida amiga, que ¡vale la pena! No caigas en la tentación de pensar que el esfuerzo es inútil, que ellos no aprenden nada, y que tú no haces sino perder tu valiosísimo tiempo.
De entre los consejos inspirados sobre este tema, traigo uno hoy para ti: “Dediquen los padres tiempo a la enseñanza de sus hijos, háganles ver que valoran su cooperación, desean su confianza y se gozan en su compañía, y los niños no serán tardos en responder.
No solo se aliviará la carga de los padres y recibirán los niños una preparación práctica de inestimable valor, sino que se fortalecerán los lazos del hogar y se harán más profundos los cimientos del carácter”
(El hogar cristiano, capítulo 49, pp. 281, 282). Quien dice padres dice tíos, abuelos, adultos en general…
Y quien dice hogar, dice iglesia.
Hacer las tareas del hogar o de la iglesia nosotras solas puede resultamos más rápido y más eficaz en el momento pero, a largo plazo, estaremos privando a los niños de aprender grandes lecciones de vida en la mejor edad, especialmente la importancia del principio de la cooperación. No te digo que permitas, sino que pidas a los pequeños que te ayuden, que colaboren contigo en aquello que ya tengan edad de poder desempeñar. Mejor o peor, pero eso es solo cuestión de tiempo.
Creemos para los niños un espacio donde puedan aprender libremente la importancia de la cooperación y la responsabilidad. Los resultados serán una gran bendición para todos.
“Dale buena educación al niño de hoy, y el viejo de mañana jamás la abandonará” (Prov. 22:6).

Tomado de Lecturas Devocionales para Damas 2016
ANTE TODO, CRISTIANA
Por: Mónica Díaz
#AnteTodoCristiana #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaMujeres #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian

UNA GENEROSA INVITACIÓN

“Felices los que han sido invitados al banquete de bodas del Cordero” (Apocalipsis 19:9).
En una ciudad vivía un hombre en la más terrible pobreza. Su ropa era harapienta y sucia. Pasaba días completos sin comer ni siquiera un pedazo de pan. No tenía casa, vivía expuesto a las inclemencias del tiempo. Cerca de él vivía un personaje muy rico. Su casa era una mansión, en su mesa se servían los más deliciosos manjares y su ropa era espléndida y muy costosa.
Un día, el rico se enteró de la paupérrima condición de su vecino y decidió ayudarlo.
-Amigo -le dijo- tu condición es muy lamentable. Es necesario que tengas un lugar donde vivir, que te alimentes y que te cambies de ropa. Sé que no tienes nada, así que te invito a que vengas a mi casa y yo me encargaré de que tengas de todo.
-Gracias, pero no puedo ir a su casa -contestó el pobre- Mi vestimenta no es la adecuada, si voy a tu mansión tus amigos se burlarán de ti por haberme llevado, y de mí por haber aceptado tu invitación. No soy digno de entrar en tu casa.
-No te preocupes -agregó el rico- Yo no te estoy pidiendo que te bañes y te cambies de ropa antes de venir a mi casa. Lo que quiero es que aceptes mi invitación, y yo me encargaré de ponerte la vestimenta que te permitirá entrar a mi hogar. Tu papel es aceptar mi invitación, yo me encargo del resto.
¿Qué harías si estuvieras en el lugar del hombre pobre? Aceptarías la invitación, ¿verdad? ¿Sabías que tú eres ese hombre pobre, y que Dios es el rico? En tu condición de pecador no puedes entrar al cielo, tus obras son malas, tu vida está contaminada por el pecado, estás condenado a muerte; sin embargo, Dios por “las abundantes riquezas de su gracia” ha decidido invitarte a morar con él; si aceptas él te dará las “vestiduras blancas” que necesitas para entrar al cielo (Efesios 2:7; Apocalipsis 3:5, RV95).
Eres un joven dichoso, ¡Cristo te ha invitado a vivir en las mansiones celestiales! Sí, es cierto que no reunimos las condiciones para estar allí, pero el Señor nos dará su manto de su justicia. ¿Aceptarás su invitación?

Tomado de Lecturas devocionales para Jóvenes 2016
“VISITA MI MURO, 366 MENSAJES QUE INSPIRAN”
Por: J. Vladimir Polanco
#VisitaMiMuro #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaJovenes #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian #AceptalaInvitación

LO QUE SABE TODO CARPINTERO

“No juzguéis, para que no seáis juzgados, porque con el juicio con que juzgáis seréis juzgados, y con la medida con que medís se os medirá”. Mateo 7:1, 2

Tener dos delantales de carpintero colgados de la pared del garaje no te convierte en carpintero, ¡según podrán atestiguarte mi esposa y mis hijos! Pero sé justo lo suficiente de carpintería como para darme cuenta de que puede enseñarnos una ley invariable sobre la naturaleza humana; una ley que, si llegamos a entenderla y a vivirla, cambiará para siempre la manera en que nos tratamos mutuamente en el hogar, en la escuela, en el trabajo, en el juego. De hecho, si comprendes bien esta ley, no volverás a ser la misma persona.
Todo carpintero sabe aserrar madera. Y con independencia de que tú hayas aserrado una pieza alguna vez o no, sabes que cuando los dientes de hierro de la sierra cortan la madera, caen al suelo partículas diminutas de madera residual; serrín. Entonces, pregúntate: ¿Qué preferirías que se te clavase en el ojo, esa partícula diminuta de serrín… o toda la tabla?
Hubo una vez un Carpintero que declaró que ¡la respuesta es pan comido! “¿Por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo dirás a tu hermano: “Déjame sacar la paja de tu ojo”, cuando tienes la viga en el tuyo?” (Mat. 7:3, 4). Ahí tienes esa gran ley de la naturaleza humana: lo que criticas en los demás es invariablemente verdad sobre ti. Que la motita de aserrín que ves en la vida de otro, si la verdad se supiera (como Dios la sabe), ¡ocurre que es un tablón en tu propia vida!
No es de extrañar que Jesús inicie esta enseñanza con las palabras de nuestro texto de hoy: “No juzguéis, para que no seáis juzgados, porque […] con la medida con que medís se os medirá”. Porque en el momento que abro la boca para señalar tus faltas y tus debilidades, ¡también las estoy identificando de forma inconfundible y muy poco sutil como mías! Verás, la medida o la destreza con la que te critico han sido enormemente potenciadas por mi propia experiencia personal con esos mismos pecados y debilidades. ¿Por qué crees que soy tan rápido para notarlos en ti? Por la misma razón que una vez que conduces un Ford Taurus ves de repente ese tipo de automóvil por doquier. Todos conocemos las historias de predicadores televisivos que han clamado contra los pecados de otros solo para que, tiempo después, la prensa acabara descubriendo los mismos pecados en ellos. Pero no seamos demasiado duros con ellos. Lo cierto es que todos criticamos en los demás lo que se da en nosotros mismos. Por eso el Carpintero insistió tanto: ¡No juzguen!

Tomado de Lecturas devocionales para Adultos 2016
EL SUEÑO DE DIOS PARA TI
Por: Dwight K. Nelson
#ElSueñoDeDiosParaTi #MeditacionesMatutinas #DevocionMatutinaParaAdultos #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian # ElAmordeloselegidos

lunes, 23 de mayo de 2016

ÉL TE AYUDARÁ

Materiales: Recipiente con agua, barco de papel.
«Mejor es confiar en el Señor que confiar en el hombre». Salmo 118: 8

¿Sabes qué es esto que tengo en mis manos? Es un barquito de papel. Ahora lo pondré en este recipiente con agua. Mira, se está moviendo. ¡Qué lindo se ve!
Un día Jesús dio un paseo con sus amigos en un barco. Pero de repente comenzó a llover. ¿Conoces el sonido de la lluvia? Vamos a imitarlo. Primero, con el dedo índice pégale a la palma de tu mano todo el tiempo seguido. Luego con dos dedos, luego con tres y continúa hasta completar los cinco dedos de las manos. Así se escucha la lluvia.
Ese día estaba lloviendo tanto que parecía que el barquito se hundiría. Había mucho viento. Los amigos de Jesús tenían miedo y como él estaba dormido lo despertaron para pedirle ayuda. Él se levantó y mandó a calmar el mar y todo quedó tranquilo.
Cuando tú sientas miedo puedes orar a Jesús y confiar en que él te ayudará. Si tu amigo Jesús puede detener el viento y el mar, ¿qué no podrá hacer si se lo pides con fe?
Oración: Querido Jesús, ayúdame a confiar en ti.

Tomado de devocionales para preescolares 2016
Pasito a pasito, Crezco y aprendo
¡Vive y crece sanamente!
Por: Kathy Hernández de Polanco
#ViveYCreceSanamente  #MeditacionesMatutinas #DevociónMatutinaParaPreescolares #vigorespiritual #plenitudespiritual #FliaHernándezQuitian